Blog

Seguridad Online: qué es y cómo protegerse

  |   Seguridad, Seguridad online

Qué es la Seguridad Online

La Seguridad Online se define como el conjunto de técnicas, herramientas y procedimientos que permiten proteger los sistemas, las comunicaciones y la información que se manejan en el universo tecnológico.

 

Internet implica riesgos y la mejor manera de evitarlos es aprender a navegar correctamente. Es importante poner en práctica algunos procedimientos de seguridad para no vernos afectados por los diversos problemas que podemos encontrar en la red.

 

Las intervenciones maliciosas pueden afectar al desempeño de las empresas de diferentes maneras que ponen en peligro la continuidad del negocio.

 

Las TIC nos llevan a un mundo digital con infinitas posibilidades, pero también implica la complejidad para proteger las redes, los servicios y las aplicaciones cada vez es mayor. Las bases de datos, los dispositivos móviles, los buscadores, las redes sociales y los portales de comercio electrónico son especialmente sensibles a los temas de seguridad.

 

A continuación os enseñamos 10 consejos para protegernos del mundo digital:

  1. Contraseñas. Modifícalas con frecuencia. No utilices las misma contraseña para distintas aplicaciones o dispositivos e intenta ponerlo difícil introduciendo mayúsculas, números y caracteres especiales.
  2. Cerrar sesión. Antes de abandonar una página asegúrate siempre que has cerrado la sesión de tu cuenta para que nadie pueda tener acceso a ella.
  3. Email. Evita abrir emails falsos. Evita también abrir adjuntos o enlaces a páginas web directamente desde el correo.
  4. Actualizaciones. Mantén actualizados tu sistema operativo, tu navegador y tu antivirus.
  5. Capacitar a tus empleados. Es importante que tu personal conozca los peligros y esté formado para mantener la seguridad online de la empresa.
  6. Evita conexiones públicas de Wi-fi: Puede ser peligroso exponer tus datos y equipamientos.
  7. Descargas. Intenta descargar aplicaciones desde su web oficial.
  8. Información. Da solo datos que sean totalmente necesarios y en sitios desconfianza.
  9. Mucha atención en la cuenta bancaría. Pide  a tu banco un sistema de alertas para grandes transacciones y poder evitar operaciones no autorizadas.

 

Es imposible estar totalmente protegido contra los ataques cibernéticos. Sin embargo, cuanto más inviertas en protección mayor seguridad obtendrás y más difícil se lo pondrás. Vale la pena, ¿no?