Blog

Fábrica inteligente e industria 4.0

  |   Soluciones IT

La Nueva Revolución Industrial pasa por la transformación del parque industrial español hacia el 4.0, una industria inteligente que mediante la interconexión de máquinas y sistemas y la automatización economiza energía y materias primas y transforma el trabajo humano. Una evolución de la que la industria TIC será la clave y la gran partner a tener como aliada sea cual sea el sector al que nos refiramos.

 

Esta transformación permite adaptarse a la competitividad en la producción, optimizando los procesos y con ello reducir los costes. La transformación hacia la industria 4.0 permitirá una renovación de la oferta constante. Una oferta que, además, gracias a la hiperconectividad del cliente, podrá ser individualizada en función de gustos y preferencias.

 

La necesidad de favorecer la incorporación de nuevas tecnologías en los procesos de producción para seguir siendo competitivos es ya una realidad. Casos de éxito como la “Basque Industry 4.0” y “Murcia Industria 4.0” son solo algunos ejemplos de la adaptación a esta Nueva Revolución Industrial.

 

 

Dificultades para la digitalización industrial

La principal dificultad que encuentran las empresas en su camino hacia la digitalización industrial es, según el experto Pablo Oliete, sobretodo, el desconocimiento de las tecnologías 4.0. Además requiere de un proceso de adaptación que precisa de una inversión y estudio de optimización inicial que ha de externalizarse, por lo menos al inicio del proceso, en empresas especializadas en IT como GD Systems que puedan proveer y dar soporte a los nuevos sistemas implementados. Actualmente, según el informe AMETIC, España aún ocupa el puesto 35 a nivel mundial y 15 en la Unión Europea en el ranking de nivel de digitalización de su industria un puesto que, seguro, seguiremos escalando gracias a la potencia del sector nacional de telecomunicaciones.

 

 

Herramientas para la industria 4.0

El primer punto a abordar y el que más preocupa a la hora de adaptar un negocio a la dimensión 4.0 es el capital humano. Un capital que, pese a la creencia popular, es más probable que aumente que que disminuya con los nuevos procesos. Su función cambia pero no se destruye. Es más probable que aumente ligado al aumento de producción y abaratamiento de costes que conlleva la automatización de los procesos industriales. La labor principal a desarrollar es la formación continua, la capacitación y el aumento de las competencias de los empleados. Sin personas capacitadas introducir tecnologías tiene poco sentido.

 

En cuanto a la infraestructura necesaria para llevar a cabo el proceso los habilitadores digitales más importantes son:

 

  • Internet de las cosas (IoT) y Cloud Computing
  • Big Data industrial
  • Automatización y Robótica inteligente
  • ciberseguridad

 

 

Beneficios de los procesos de digitalización

Los beneficios, que seguro, irán aumentando conforme vayan avanzando e instaurándose los procesos de digitalización son:

 

  • Tener unos procesos más ágiles y flexibles.
  • Acelerar la innovación.
  • Optimización de costes derivados de la producción gracias a procesos como los basados en el Lean Manufacturing (producción ajustada).
  • Aumento de la seguridad y la calidad de la producción.
  • Mayor facilidad para personalizar los productos demandados y por tanto un aumento de la satisfacción de nuestros clientes.

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+1Share on LinkedIn1